Un silencio que aturde

En el silencio que inquieta los tímpanos,

La mente despierta ruidosos recuerdos de algún momento,

Del helado olvido o de un tierno reflejo atesorado.

Asi es esta vida, quizás es lo único que nos da la pauta de que es eso:

La vida… nacer, crecer, reproducirse, envejecer y morir.

 

El silencio es un filósofo ermitaño y sabio

177592__ladybug-beetle-insect-leaf-fall-fall_p

Si lo escucharamos mas a menudo sin temor alguno

La mente aprendería a respetar la soledad,

Aunque somos seres que vivimos conectados a otros,

La soledad es para los que tienen en el alma el silencio como amigo.

El silencio aturde cuando tu interior esta lleno de  trabajos inconclusos, de rabia, desazón.

Esta lleno de frustraciones desvalidas… de caos y encuentros de nuestras propias convicciones pero es eso  la vida.

Un aprendizaje constante..hasta el mismo día en que cruzamos a lo desconocido.

Aprendemos desde el primer respiro…hasta el ultimo expiro.

Decimos conocer todo y no es mas que la frase redicha de Sócrates:   “solo se que no se nada” .

 

Anuncios

11 pensamientos en “Un silencio que aturde

  1. ¡Qué linda y sabia frase tu frase, Calú!: “El silencio es un filósofo ermitaño y sabio”. Todo en la vida es bueno, siempre que sea en su justa medida. Sirve el silencio y sirve la soledad, pero sin exagerar.Y claro, estamos seguros que nada sabemos y sólo intentamos interpretar de alguna forma lo que vivimos.
    Un abrazo muy grande para ti, Calú!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s