Como mermelada

12705500_562320233927023_3821167716123901129_n

Acuno a mi niña en mis brazos y escudo,

le miro sus ojos tan tiernos, tan puros.

 Juro en silencio ser su briosa  guardiana,

aún cuando mis huesos entumecidos

no cumplan su real cometido.

 A fuego grabé tal promesa,

meciéndote ojerosa en mil noches sin horas

aun así tu sonrisa diurna, fué  diamante de mi recompensa.

Hay quienes miran quejosos mi escena, no saben lo real de mis penas

Mis pasos seguros se alzan, aunque el tiempo me haga la guerra.

Llevo dulcemente esta carga, tan cubierta de amor infinito.

Puedo ver que te falten zapatos o a la moda un hermoso vestido.

Yo te dí desde mi vientre mi niña, un castillo cubierto de rosas.

  Más tu inocencia ahora no vea, te guardo entre piedras preciosas,

 es mi único legado de mi alma, que puedo ofrecerte orgullosa.

Cuando apoyes tu rostro en mi pecho y  sientas en mi lo que late,

  mi niña no te alarmes, es el motor que tu vida alimenta.

Por Calu Carz

Dedicado a mi hija Selena

Anuncios

4 pensamientos en “Como mermelada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s